EMPRENDEDORES

Aquaer Generator, creada por un frigorista gallego, es capaz de generar agua a partir del aire incluso en las zonas más recónditas y áridas del planeta 

El agua es un elemento básico para la proliferación de vida, pero el previsible aumento de la población mundial y la reducción de las reservas auguran al H2O un futuro complicado. A día de hoy, más de 750 millones de personas carecen de acceso al agua potable, según cifras de Unicef. De ahí la necesidad social que trata de paliar Aquaer Generator.

La máquina, creada por Enrique Veiga, ingeniero frigorista gallego actualmente jubilado y afincado en el pueblo sevillano de Viso de Alcor, es capaz de generar agua potable a partir de aire. El generador aprovecha la humedad absoluta del aire condensándola con el apoyo de una instalación frigorífica mediante intercambiadores.

"Producimos generadores que fabrican desde 50 a 5.000 litros de agua al día. A partir de ahí podemos instalar varios módulos para llegar a producir el agua deseada. El generador Aquaer consiste en un circuito frigorífico que enfría una corriente de aire tomada del exterior hasta condensar buena parte de la humedad que contiene, generando agua. Después será cuestión de mover más o menos aire para obtener la cantidad de agua que queremos", explica Juan Veiga, gerente de Aquaer Generators.

La máquina no necesita tener una fuente de agua cerca, ya que es capaz de obtener el 'líquido de la vida' incluso en medio del desierto más árido. El prototipo fue testado y certificado por el Instituto de Técnica Aeroespacial Español (INTA) en las condiciones climatológicas más duras, sin impacto medioambiental alguno.

"La particularidad de nuestra invención es que no necesita agua de otras fuentes, puesto que la obtenemos de la humedad del aire, por lo que el sistema Aquaer posibilita trabajar en climas desérticos". El agua obtenida es perfectamente acta para el consumo, reuniendo todas las características físicas, químicas y microbiológicas exigidas por el código alimentario.

La idea surgió con la gran sequía que sufrió Sevilla entre 1992 y 1995. Enrique Veiga, con más de 50 años de experiencia en el sector del frío industrial y observando la condensación en las cámaras frigoríficas, decidió diseñar un sistema que aprovechara toda esa condensación. Así, consiguió un sistema económicamente viable y que trabajaba en cualquier circunstancia. "El producto es de fabricación propia y se realiza en la empresa Altecfrío (Viso de Alcor), dedicada al frío industrial", dice el gerente.

Actualmente la mayoría de los compradores son particulares con problemas de suministro. En España hay mucho interés en la zona levantina, Mallorca y las Islas Canarias. Grandes empresas por todo el mundo, especialmente en Sudamérica y el sur de Estados Unidos han adquirido las máquinas. Además, hay un gran interés entre las ONG y organismos oficiales.

Los generadores presentan infinidad de aplicaciones y su próximo objetivo es conseguir identificar los máximos posibles para explotar sus virtudes. "A corto plazo intentaremos mejorar el sistema de producción en serie, reducir costes y aumentar el rendimiento", añade Veiga.

Función social

Los generadores no presentan impacto medioambiental alguno y están pensados para actuar en situaciones límite como campamentos de refugiados o catástrofes naturales, donde es imprescindible obtener agua libre de contaminación.

Pueden cubrir el abastecimiento de campañas militares, así como pequeños consumos domésticos. "La idea nació como una función social para suministrar agua potable a todas las personas que no tienen acceso a ella". La empresa sevillana se encuentra en contactos con el gobierno de Namibia, país asolado por la sequía, especialmente en la zona del desierto del Kalahari.

Objetivo de la ONU

El proyecto "Namwater" tiene el objetivo de abastecer de agua potable a la zona. El país ha encargado un estudio de viabilidad y necesidades con el fin de desplegar 500 unidades de Aquaer. Los generadores tratan de cumplir con uno de los objetivos principales de la ONU, que el 100% de la población mundial tenga acceso a una fuente de agua potable. Aquaer es un invento plenamente nacional, ideado por Enrique Veiga gracias a la inversión en I+D+i, uno de los referentes de la empresa sevillana.

"Casi el 100% de nuestro tiempo lo invertimos en I+D+i. Don Enrique a pesar de estar jubilado no para de trabajar en cómo mejorar el generador de agua, buscar nuevas aplicaciones, como invernaderos en el desierto. Además estamos desarrollando una desaladora que trabaja con energía térmica, y muchas más cosas que iremos contando", explica Veiga.

Fuente: http://www.lasprovincias.es/tecnologia/emprendedores/201510/05/maquina-produce-miles-litros-20151005103607-rc.html