Es capaz de sacar agua de las piedras. El dicho, casi en su literalidad, podría ser el perfecto eslogan de una empresa de Sevilla que ha creado un sistema para, directamente, crear agua en cualquier lugar. ¿Cómo? Con un generador de agua potable por condensación del vapor de agua y el apoyo de una instalación frigorífica. La máquina captura el agua disuelta en la atmósfera, por escasa que sea, y puede funcionar en climas extremos, con un consumo eléctrico similar al de una lavadora. De hecho, el Gobierno de Namibia, en África, le ha encargado miles de unidades para, sencillamente, crear agua en pleno Desierto del Kalahari.

"Nosotros tenemos el agua que nos pidan", "somos los únicos en el mundo en generar agua en zonas desérticas", dice Enrique Veiga, un frigorista gallego afincado en Sevilla, inventor del 'Sistema Aquaer'. El prototipo es capaz de producir 3.000 litros de agua potable al día. Su hijo Juan, gerente de la empresa, cuenta que los políticos namibios querían hacer un gran encargo pero Aquaer está actualmente dimensionando el proyecto, identificando 'in situ' las necesidades de agua concretas y, de aquí a un año, enviar las primeras unidades.

 De "empresa de frío industrial de toda la vida" a crear agua en el desierto. "Reabriendo el mercado ante la crisis", comenta. Se trata de un proyecto a medio plazo que, según Juan Veiga, vendrá acompañado de un marco social. La idea es que "mujeres desfavorecidas" del país africano trabajen en las reparaciones de los generadores, que requieren un mantenimiento como limpieza de filtros, etc. De un plumazo, agua y trabajo para el desierto.

Fuente: http://www.eldiario.es/andalucia/agua-desierto_0_402459921.html