Inventan máquina que puede generar agua incluso en el desierto

desiertoSe calcula que en el mundo 750 millones de personas viven sin acceso a agua potable. Enrique Veiga, un frigorista gallego que vive en Sevilla, ha creado una máquina que puede condensar la humedad del aire y producir hasta 3.000 litros de agua por día. Esta máquina puede operar incluso en zonas donde la humedad es mínima, como en el desierto. La empresa encargada de la fabricación de la máquina, ha recibido el encargo de producir 1.500 unidades para el gobierno de Namibia, un país que sufre por la escasez de agua.

La máquina logra extraer agua del ambiente en zonas con 30ºC de temperatura y una humedad relativa del 17%. El inventor de la máquina indica que el límite de su creación es lidiar con ambientes con 45ºC de temperatura y un 8% de humedad relativa.

Juan Veiga, representante de Aquaer Generators, empresa a cargo de la fabricación de la máquina, indica que en la primera fase la empresa enviará a Namibia 500 máquinas.

Inventan máquina que puede generar agua incluso en el desierto (2)

desiertoSe calcula que en el mundo 750 millones de personas viven sin acceso a agua potable. Enrique Veiga, un frigorista gallego que vive en Sevilla, ha creado una máquina que puede condensar la humedad del aire y producir hasta 3.000 litros de agua por día. Esta máquina puede operar incluso en zonas donde la humedad es mínima, como en el desierto. La empresa encargada de la fabricación de la máquina, ha recibido el encargo de producir 1.500 unidades para el gobierno de Namibia, un país que sufre por la escasez de agua.

La máquina logra extraer agua del ambiente en zonas con 30ºC de temperatura y una humedad relativa del 17%. El inventor de la máquina indica que el límite de su creación es lidiar con ambientes con 45ºC de temperatura y un 8% de humedad relativa.

Juan Veiga, representante de Aquaer Generators, empresa a cargo de la fabricación de la máquina, indica que en la primera fase la empresa enviará a Namibia 500 máquinas.

Una máquina que produce miles de litros de vida

EMPRENDEDORES

Aquaer Generator, creada por un frigorista gallego, es capaz de generar agua a partir del aire incluso en las zonas más recónditas y áridas del planeta 

El agua es un elemento básico para la proliferación de vida, pero el previsible aumento de la población mundial y la reducción de las reservas auguran al H2O un futuro complicado. A día de hoy, más de 750 millones de personas carecen de acceso al agua potable, según cifras de Unicef. De ahí la necesidad social que trata de paliar Aquaer Generator.

El milagro de producir agua en el desierto

Una empresa española ha desarrollado una máquina capaz de generar agua en condiciones extremas. Aquaer Generators registró la patente en 2005 y, diez años después, la demanda les tiene totalmente desbordados.

Enrique Veiga ya está jubilado pero lleva toda la vida dedicándose al sector de los frigoríficos. Aunque es gallego, vive en Sevilla desde hace 50 años y una época de sequía tuvo una idea: crear una máquina que, mediante condensación, pudiera dar agua a su pueblo como si fuera una fuente. Más como entretenimiento que como proyecto empresarial, Veiga fue mejorando su máquina con los años hasta llegar a lo que es hoy Aquaer Generators: “Hay otros aparatos en el mundo que son capaces de hacer agua por condensación pero en condiciones óptimas de un 60% o un 80% de humedad relativa. Nosotros lo hacemos en condiciones extremas como son 50ºC de temperatura y un 8% de humedad”, explica Veiga orgulloso.

Ingenieros andaluces consiguen crear agua en pleno desierto

Aunque el titular de este artículo pareciera estar sacado de webs del tipo El Mundo Today, la realidad es la que es, y resulta que un equipo de ingenieros andaluces ha conseguido crear agua en pleno desierto.

El equipo de la empresa Aquaer, afincada en Sevilla (¿dónde si no?), encabezado por Enrique Veiga ha llevado a buen puerto el proyecto de crear un generador de agua potable que puede abastecer a pequeñas aldeas en medio de climas tan extremos como el desértico.

Juan Veiga, hijo del inventor y gerente de la empresa sevillana relata que “el agua potable creada puede almacenarse en depósitos para que las personas tengan su propio suministro”. El invento ya ha tenido sus primeras experiencias, aunque no “gracias al apoyo de las administraciones”, apunta Juan.